Vecinos de Chosica temen nuevos huaicos en la zona de Corrales que dejó muchas pérdidas humanas

Preocupante es la situación en la que viven los pobladores de la Quebrada Corrales en el distrito de Lurigancho Chosica . Las alarmas se encienden cada vez que llueve y, según explicaron, “recién dormirán tranquilos cuando se instale el muro de contención”.

Imagen

Y es que la situación en la que viven es una de las más riesgosas, debido a que sus casas podrían ser arrasadas por los huaico, como pasó en el año 2017 y provocó no solo pérdidas materiales, sino también la muerte de más de 10 personas.

Por la necesidad que tenían, los vecinos y líderes de asociaciones de las zonas afectadas acudieron al congresista Edú Vergara, quien respondió inmediatamente al llamado y visitó la quebrada, corroborando que lo expuesto por los ciudadanos es cierto. Casas destruidas, caminos sin concluir, rocas por todas partes que impiden el libre transito, son características del paradero 11.

Imagen

En ese sentido, el legislador Vergara Pinto no dudó en invitarlos a una sesión de la comisión de Reconstrucción para que ellos puedan ser escuchados. “Además, haremos una mesa de trabajo donde se toque solo el tema del río Rímac y ustedes puedan participar con el alcalde”, agregó el parlamentario.
Los habitantes de la Quebrada Corrales no son los únicos afectados, pues también los vecinos de Carosio estuvieron presentes para alzar su voz de protesta y ser oídos. “Nosotros también necesitamos ayuda y muros para evitar que el cauce siga llevándose nuestras casas”.

Por su parte, los miembros de la Asociación Asentamiento Humano Moyopampa requieren un nuevo badén a la altura del kilómetro 37 de la carretera central, dado que es una zona vulnerable ante un posible desborde de la quebrada Carosio.

Quebrada de Corrales - Lurigancho Chosica

Los pedidos de los pobladores son gestionados por el despacho del congresista Edwin Vergara, por ello la coordinadora de comité 11, Mónica Caballero, agradeció la presencia del legislador, “usted nos dio un poco más de esperanza. Ninguna otra autoridad ha llegado hasta aquí y se lo agradecemos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *